Morir o no morir

Ya se que nadie quiere morirse ni que se muera nadie cercano. Pero siempre dije que lo mío con la muerte era un tema especial. Tal vez me equivoque, tal vez todos piensan de la misma manera y resulta que no tengo nada de especial, pero lo creo así de todos modos.

Cuando tenía diez años me acuerdo bien una noche que antes de dormir sentí por primera vez ese miedo terrible a que Mami no estuviera más. Tan real, tan cercano el miedo y sin motivos. En esa épcoca iba a catesismo y había escuchado a alguien decir que si rezabas un Rosario entero, bien concentrada y le pedías a Dios algo, te lo daba posta. Apelé a ese recurso, hice los cálculos necesarios y llegué a la conclusión de que al menos la necesitaría hasta mis 33 años, la edad que ella tenía entonces (porque me parecía una tipa grande, que probablemente ya no necesitaría tanto a su mamá). Lo recé enterito el Rosario, y me fuí a dormir en paz.

Cuando cumplí 33 me dió pánico. Se me ocurrió que tal vez el pedido se podía convertir en maleficio. Y me pasé un año entero con pánico recurrente. Consideré la posibilidad de rezar otro Rosario entero para estirar la fecha, pero por suerte también se me ocurrió que Dios podía ofenderse por creerlo capaz de algo tan feo, y no, no hice nada (igual con miedo a estar equivocándome).

Festejé mis 34 muy contenta de saber que Mami estaba bien y yo podía ir por la vida con un fantasma y una culpa menos.

Hoy tuve mi segundo pánico. Pánico de morirme yo. Por primera vez sentí eso. Sensación palpable de muerte posible. Y no por miedo a la forma en la que voy a morir (que existe, claro) ni por descubrir que hay mas allá de la muerte. Sino porque me di cuenta de que no va a haber más acá. Y no es que piense que todavía tengo lugares que visitar, ni cosas que aprender. Nada de eso. Es que no quiero perderme ni un minuto de la vida de mis hijas.

Eso.

Anuncios

39 Responses to “Morir o no morir”


  1. 1 Ana Celia (Anitace) febrero 12, 2008 en 10:37 pm

    Le tengo terroooooooor a la muerte, claro que es mejor pensar que venimos al mundo con una especie de “Código de Barras” con fecha de elaboración y fecha de vencimiento, sino no me explico como muere un montón de gente en accidentes , de pronto uno piensa en el destino ( Código de barras )
    en que hacia esa persona allí , justito a esa hora y en ese lugar y otros que deberian haber estado allí justo no estaban , feoooooooooo este tema.- feo

  2. 2 yo febrero 12, 2008 en 10:44 pm

    Me encantó lo que escribiste!
    Me encantó, me encantó, me encantó…seguramente no te vas a perder ni un segundo de la vida de tus hijas y si ese Rosario te ayudó, enseñáselo a rezar a ellas.
    Para Ana C, : lo peor de la fecha de vencimiento, no es la muerte, es que te caigas a pedazos…en vida.

  3. 3 W febrero 12, 2008 en 11:08 pm

    Uh, que tema, yo tengo pavor a la muerte, y todo el tema de la vida y la existencia es una constante en mi vida.
    Este miedo se acrecento a partir del momento que fui madre y es horrible.
    Siempre tuve ganas de escribirlo o contarlo pero no me sale.

  4. 4 OSO febrero 13, 2008 en 12:12 am

    Debo confesar que nunca he tenido miedo a la muerte…a la muerte fisica…siempre me aterrorizo y aun todavia ,la muerte psiquica…creo que debe ser terrible…A la muerte fisica siempre la desafie con actividades de riesgo como participar de competencias de lanchas o de autos…no le he tenido miedo….a la otra muerte no imagino como la enfrentaria….me siento en desventaja

  5. 5 OSO febrero 13, 2008 en 12:21 am

    Tambien comprendo los temores de las bloggers o bloggistas¿como se dice?…que participan de este foro porque en general promedian el 50% de mis años y a esa edad mi temor no era a mi muerte por si misma ,sino por los que dejaba en vida sin ayudarlos a crecer y por ende sin disfrutarlos….en esa etapa y creo que hasta la adolescencia del menor de mis hijos ,vivia con panico cada viaje semanal que debia realizar en avion,que fue superado cuando entendi que ya no era necesario si desaparecia….Quiza lo mio suene algo omnipotente pero asi ha sido…Hoy,que venga a buscarme la muerte,pero debera ser muy rapida para alcanzarme……..Cada vez corro mas rapido…..jaaa

  6. 6 kolo febrero 13, 2008 en 12:27 am

    A mi muerte le tengo respeto, sé que va a llegar…hay que aprovechar cada segundo… A lo que sí le tengo pánico es a la muerte de alguno de mis hijos… eso no podría superarlo, entenderlo, vivir con ello JAMÁSSSSSSSSSSSSSS

  7. 7 kolo febrero 13, 2008 en 12:30 am

    una sola vez, viví la situación de un hijo en situación de riesgo de vida y fue espelusnante… no puedo imaginarme lo que sentiría si alguno muriera.

  8. 8 Rosario febrero 13, 2008 en 12:55 am

    Ana Celia: JA! Código de barras!!!!! Sí, feo el tema, no? Y le robo a “yo” la respuesta… peor caerse a pedazos en vida!

    Yo: Gracias!!!!! Me voy a concentrar en tu comentario… para pensar en positivo!! Me encantó lo que dijiste, y ayuda!

    W: eso mismo. Cambia tanto la perspectiva con la maternidad!

    Oso: Qué bajón! Por suerte lo terminaste con eso de correr rápido para que no te alcance!!!! Lo subrayo!!!!!!

    Kolo: a vos no te perdono. Ponerme esa idea en la cabeza!!!! Mira que tirar mas leña al fuego, eh? Vos no podrías superarlo y a mí todavía ni se me había ocurrido la posibilidad!!!! Ahora que hago? Me concentro en lo positivo que dijo “yo”… JA! Beso.

  9. 9 gc febrero 13, 2008 en 1:20 am

    Tema terrible, me da mucho mucho miedo…no puedo ni escribir…

    beso

  10. 10 Paula febrero 13, 2008 en 9:19 am

    si… solo eso.

    beso y abrazo!

  11. 11 Laura febrero 13, 2008 en 9:31 am

    Uy, qué temita! Yo llevo un par de años medio obsesionada pensando en esto. No sé, caigo en la tentación de imaginar cómo será no estar y me da pánico y una sensación como de vértigo. Difícil escribir un post sobre esto, Rosario, pero vos lo hiciste. Mi técnica es ahuyentar estos pensamientos concentrándome en cosas positivas. No siempre lo consigo, claro. Y como lo de rezar no es lo mío…

  12. 12 Compa febrero 13, 2008 en 10:59 am

    Buen diiiiiaaaaaa!!!!! vamos cambiando la ondiiinnaaaaa!!!!!!!!!!…. vamos, zonzos/as, que arrancó un nuevo día y estamos todos!
    Che, Bill Gates, vos que te inventás todo, a ver cuando sale el pub virtual, para tomar todos juntos unos tintillos y ahogar ideas borrascosas…
    Ro, yerba mala nunca muere. Tus nietitos te van correr alrededor de la mecedora. Don’t worry. Cariños. Compa (huerfanito, sin hermanitos, nunca abuelitos, y encima levantando bajones ajenos).

  13. 13 Ana febrero 13, 2008 en 11:08 am

    Coincido con OSO, en este momento en mi vida (no soy madre todavía) no me asusta la muerte física pero sí la mental… el hecho de no “estar más” entre los tuyos, con tus pensamientos, poder articular palabras, ideas, pensar básicamente y vivir una vida independiente.
    Eso es lo que me asusta más.

  14. 14 kari febrero 13, 2008 en 11:33 am

    Sabes que mi relación con la muerte cambio con la maternidad.
    Antes no tenía miedo, o nunca ma había detenido a pensar en eso y ahora me da terror faltarle a mis hijos.
    Y si tengo panico a que les pase algo a ellos

  15. 15 morkelik febrero 13, 2008 en 11:56 am

    mmmm, rosario, que tema tocaste. a mi me interpela (a quien no) mucho. no se bien que decir, creo que no puedo decir demasiado. la muerte se encuentra dentro de esas cosas que no puedo explicar ni representar. pensar que el mundo sigue y ya no estoy es una de las cosas mas angustiantes, quiza la mas angustiante. por eso retomo algo que vos misma me escribiste en un post donde yo hablaba de la muerte: a disfrutar la vida, cada minuto, cada cosita. por ahora es lo mejor que encuentro para ese tema.

  16. 16 andy febrero 13, 2008 en 3:29 pm

    Uy no sabes lo identificada q me siento con vos, a veces se me pasa por la cabeza lo mismo que se te paso a vos, son segundos pero incontrolables, y angustia feo, que hacemos sin vivir esto que vivimos a diario?? No no hay que pensar esas cosas, control mental, punto. Creo infinitamente en que hay algo mas alla de todo esto que no va a dejar que nos desconectemos definitivamente tambien, pensar en eso tranquiliza. Beso enorme!

  17. 17 perica febrero 13, 2008 en 3:30 pm

    yo adhiero a todos. he llegado a pensar en mis amigos o gente concida que crecio sin padre, y bueno todos sobreviven son buena personas y con suerte te recuerdan con mucho amor.

    y ahi un poco me calmo.

    eso si, no me digan que esta bueno saber que a casi todos nos pasa lo mismo.???

    o todos deberiamos concurrir YA MISMO al psiquiatra? bueno en mi caso si. deberia.

  18. 18 Kolo febrero 13, 2008 en 3:31 pm

    jodete por tocar ese tema… te aviso que anoche me costó dormirmeeeeeeeeeee… y hoy estoy con ataque de panico….(mentira… chiste…)

  19. 19 Veronica TM febrero 13, 2008 en 4:07 pm

    hay, otro que es todo un tema! cuanto tiempo tenes?
    mi papa murio una muerte lenta y, aunque fue la experiencia mas dolorosa de mi vida, esa muerte y la muerte en general es mi mas grande maestra. a mi me ensen~o a vivir mas intensamente, saber que esta ahi me hace acordar que tengo que VIVIR, asi con mayuscula.
    con respecto al deterioro de la mente, yo creo que nosotros somos mucho mas que esta mente y este cuerpo, asi lo entendi cuando mi papa tuvo un infarto cerebral y no podia comunicarse por la afasia y todavia era el, la escencia de mi papa estaba ahi.
    todo esto no quiere decir que no tenga miedo a morir, sobre todo desde que nacio fiona, no poder verla o cuidarla me causaria un dolor inmenso. ese miedo en general lo vivi cuando mi papa estaba en el hospital y habian reservado una parte para todos los ‘moribundos’, veias el terror en la cara de la gente que se equivocaba de piso y no sabia que hacer. nos llega a todos, todos vamos a estar ahi asique mejor nos amigamos un poquito con ella, no?
    creo que hay dos formas de usar ese miedo, que te paralice y que no te deje vivir o que te haga acordar de VIVIR.
    besos

  20. 20 Hernan febrero 13, 2008 en 7:39 pm

    Cuando era chico mis compañeros d ela escuela jugaron un estupido juego que adivinaba cuando ibas a morir… a mi me toco 2011.

    Se que el juego es estupido, y que era un invento de niños, pero siempre miro el 2011 con un poco de terror e intriga.

  21. 21 Killroy febrero 13, 2008 en 7:54 pm

    Tremendo post querida amiga. Me siento plenamente identificado con ese final.

    La muerte en si me tiene sin cuidado, el tema es pasar el mayor tiempo posible disfrutando de mi hija.

    Mi hija es lo unico imprescindible en mi vida ni yo lo soy para mi pero ella es TODO.

    Un beso enorme

    PD: Es un privilegio leerte

  22. 22 Ni buena ni mala... febrero 13, 2008 en 8:03 pm

    La única jodida certeza que tenemos en este mundo es que vamos a morir.

  23. 24 Rosario febrero 13, 2008 en 8:05 pm

    Ah, hernan, no te hagas problema, doy fe!!!

    Vero TM: No tenía idea de tu historia. Y no sabés lo bien que me hizo leerla! Gracias por compartirla. Me encanta tu forma de encarar las cosas!!! La mejor manera. Es increible cuánto se puede aprender de experiencias tristes y cómo siempre hay un lado bueno!

    Kolo: JAAAAAAAAAAAAAAA Sos copada!

    Peri: A los psiquiatras seguro también les pasa! Y si, esta bueno sentirse acompañado en la paranoia!

    Andy: si! Segundos incontrolables!!!! Eso mismo!!!!

    Morkelik!!! Gracias! Me copa que me recuerdes mis propias palabras! Yo para decirle a otro, genial, para mi misma nunca encuentro!!!!! Una huevona!

    Kari: que loco como cambia la maternidad tantas cosas.. no?

    Ana: Si, eso no se me había ocurrido… la verdad que da miedo, pero te recomiendo que leas el comentario de Vero TM, un testimonio genial!

    Compa! Yerba mala nunca muere!!! Claro!!!!!! Genial!!!!

    Laura: Sí, no es un tema fácil. Hay que dejar que se escriba solo cuando no lo aguantamos mas adentro. Yo no rezo mucho, lo mío con Dios son en general charlas bastante infrormales.

    Paula: Beso para vos!

    GC: Ja! Perdón!!! Pedile a la bola de lucas que te toque un lindo tema …

  24. 25 Rosario febrero 13, 2008 en 8:08 pm

    Killroy! Cruzamos comentarios! Eso mismo, eso! Y muchas gracias!!!!!

    Ni buena ni mala: que nos vamos a morir y que no podemos ser alguien mas que nosotros mismos, agregaría yo. Un café para charlar del tema? Bienvenida!

  25. 26 OSO febrero 13, 2008 en 9:31 pm

    En realidad creo que debemos asumir que el tema no es la muerte sino la vida……o acaso la vida no es tan riesgosa que siempre termina en la muerte……
    Compa:Coincido en lo de yerba mala….por suerte….eso nos permite a muchos no temerle a la parca!!!!!

  26. 27 perica febrero 13, 2008 en 10:40 pm

    che OSO estas re vago loco. no va asi eh.

  27. 28 silvia febrero 14, 2008 en 3:56 am

    A mí no me da miedo, qué se yo, es algo que va a pasar, espero que no duela mucho y que sea rápido. Eso sí, yo me muero primero que todos, eh, no me vengan con la joda de llevarse a mi hermana, a mi esposo, a mis sobrinas, a mis amigos antes (ni lo nombro a mi hijo, Kolo le mando un saludo enoooorme a tu madre) porque ahí sí que se repudre todo y no paro hasta que encuentre al gracioso, no les voy a gustar cuando me enoje.

  28. 29 OSO febrero 14, 2008 en 3:39 pm

    NOOO PERI….TE ESTUVE CUBRIENDO TODO EL MES DE ENERO MIENTRAS TOMABAS SOLCITO FRENTE AL MONUMENTO A LA BANDERA!!!!…ESTOY EN TIEMPO SABATICO EN CAVILACIONES…

  29. 30 tolenti febrero 14, 2008 en 3:52 pm

    TE acordas cuando intentamos subir el carrito de Juanis a una escalera mecanica por primera vez? Y se nos tambaleo? Vos te aseguraste bien de agarrar a Juanis. Yo ( tu antigua obsesion) pase a segundo lugar. Y eso me hizo refeliz. Es asi la ley de la vida.
    Y si, el miedo a morir siempre se relaciona con el otro.
    POr otra parte, a pesar del bajon que dice el Compa, es relindo lo que sentis.
    Y normal por otra parte. El panico pasa y se va, despues seguis disfrutando.

  30. 31 Ana febrero 14, 2008 en 4:44 pm

    Sí Ro, leí el comentario de Vero y me pareció muy bueno… pero mi óptica es distinta… no lo digo desde el que queda sino desde el que está a punto de irse.
    Si a mí me pasa eso, seré consciente de que me está pasando? de que no puedo moverme? o articular algo que esté pensando? Si es así juro que prefiero tener una muerte física súbita a saber que los demás me ven a mí, o mi esencia, pero yo no puedo hacer nada más que estar…

  31. 32 Fer febrero 14, 2008 en 7:08 pm

    … ¡qué tema!

    En este momento sólo me preocupa que no se muera nadie que yo quiera. Por suerte no pienso mucho en mi muerte. Me alcanza con temerle a la muerte de otros.

  32. 33 Patricia Maciel en Tenerife (Spain) febrero 14, 2008 en 11:12 pm

    Rosario: porqué justamentente hoy pensaste en este temita??, cuando todos los enamorados se están intercambiando flores, peluches de osos amorosos, corazones??, ya te dije que tenés toda la frescura, la espontaneidad y la ternura de una madre joven, creo que hay (DEBE) haber un ángel de la Guarda, y está ahí a tu lado…..No Problem!!!

  33. 34 c febrero 14, 2008 en 11:59 pm

    hace tiempo que vengo pensando en la muerte. En morir y dejar a mis hijos y todo lo que se dijo aca.
    Ayer el mas chico tuvo un dios aparte, se le cayo un muebe, bueno se trepo y se le cayo un mueble que justo trabo la mesada de la cocina. Ves mas que a la muerte le tengo miedo a no poder controlar estas cosas, que tanto cuidado para todo te desprevenis y chau!

  34. 35 Rosario febrero 15, 2008 en 12:19 am

    Oso: ja! como eso de que el trabajo es una mierda tan grande (bue, version propia porque no me acuerdo cita textual) que tienen que pagarte para que lo hagas!

    Silvia: Claro! Diste en el clavo. El tema es que yo siempre pensé eso de morirme primero para no ver irse a los demas… y ahora se me ocurrio que no me quiero ir y perderme lo que mas me importa acá!

    Tolenti: jaaaaaaaa, te acordás? Y eso que estabas a punto de salir rodando por las escaleras! Casi te empujo! JA! Y si, en el fondo es lindo, y el panico pasa…

    Ana… claro.. ahora te entiendo.

    Fer: claro, esto es un bonus que viene con la maternidad…

    Patricia: jaja, no, no pensé hoy, lo publiqué hace un par de días… hoy estoy romántica! Gracias por lo del angel de la guarda. yo estoy convencida de que algo así hay. Como en la parábola de las pisadas…

    C: ay, no! Qué feo!!! Que suerte que fue solo un susto!

  35. 36 OSO febrero 15, 2008 en 3:08 pm

    Dixit:”Como será de feo trabajar que hasta te pagan para que lo hagas”….y asi es….
    Bueno y basta de hablar de la muerte…a las cosas no hay que llamarlas nombrandolas de manera permanente!!!!….Que no le tenga miedo es una cosa pero que la estemos llamando es otra!!!!….jaaaaaaaaaaa

  36. 37 Veronica TM febrero 15, 2008 en 9:07 pm

    hola ro, espero que no te moleste que le diga algo a ana aca.

    esto es lo que yo creo, espero que te sirva aunque sea un poco, ana: yo entiendo tanto lo que decis, con la experiencia de mi papa aprendi algunas cosas:

    la identificacion fuerte con la mente puede causar mucho dolor. porque todo cambia en algun momento, no? asi lo vi cuando mi papa ya no podia habar como antes.
    si te cortan un brazo, seguis siendo vos? si la mente no te funciona como antes, seguis siendo vos?
    mi papa tuvo una afasia, eso quiere decir que todo el ‘fichero’ {por llamarlo de alguna forma} de palabras que tenia en la cabeza se cayo y se le mezclo todo, si queria decir mesa, decia tren, por ejemplo, y todo esto dandose cuenta de lo que le pasaba. imaginate tortura mayor!
    pero a la vez vi que el empezo a cambiar, y que disfrutaba la vida de una manera distinta, no sin frustraciones, obviamente.
    cuando decis si te vas a dar cuenta de lo que te pasa, tu esencia, tu espiritu, tu alma o como quieras llamarlo, se ‘da cuenta’ de una forma mucho mas profunda que la mente nunca va a poder comprender sola.
    tambien, aunque parezca naive, yo creo que toda experiencia existe para mostrarte y ensenarte algo.
    te recomiendo el libro “quien muere” de stephen levine.
    besos

  37. 38 Gi febrero 16, 2008 en 3:02 pm

    El miedo a la muerte llegó con mi hija… me dí cuenta que soy mortal.

  38. 39 Rosario febrero 16, 2008 en 10:20 pm

    Oso: ja! Evidentemente en mi versión queda mas claro lo que pienso del trabajo! Y es verdad, a cambiar de tema!

    Vero TM: Totalmente de acuerdo. Impresiona cuanto se puede aprender (e incluso encontrar tambien felicidad) de las cosas malas o feas que nos pasan.

    Gi: si, la maternidad nos hace conocernos de una manera distinta. Muy loco todo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Segun Patala por mail

Para recibir cada entrada en tu cuenta de e-mail, dejá tus datos acá. Subscribe to Según Patala by Email

Flickr Photos

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

A %d blogueros les gusta esto: