Creer o reventar.

Una vez fuí caminando a Luján. Una sola vez. Me acuerdo la alegría del principio, las canciones con mis amigas, la sensación de unidad, la fuerza que nos alentaba a seguir caminando, el cansancio de mitad de camino, la sensación de culpa que no estaba, las ganas de ayudarnos y apoyarnos en las demás. Cada vez mas cansada y cada vez mas llena, acompañanda, feliz. Casi al final empezamos a caminar de espaldas (de alguna manera dolía menos) y a lo último, cuando ya podíamos ver la iglesia: correr, correr para alcanzar la meta, después de horas y horas de caminar, correr a carcajadas, correr llenas de logro, con la sensación de haber dado todo de nosototras, sabiendo que estábamos en manos de él.

Ayer fuí con mis hijas a Hyde Park, al bautismo del hijo de una amiga. Caminamos hasta la estación, llovió un poco, llegamos al tren, viajamos una hora hasta Londres, caminamos por Knitsbridge hacia el parque, nos agarró una tormenta de verano de esas con gotas gordas y muchas. Corrí empujando el cochecito con Cata adentro y Juanis de la mano, sin paraguas, empapándonos, riendo (Juanis corría con la cabeza para arriba y la boca abierta tratando de tomar cuanta agua de lluvia pudiera). Salió el sol, pasamos la tarde en en parque y zas: problemón, a buscar un médico. Caminar con Cata llorando hasta la puerta del parque, preguntar, llamar a emergencias, esperar una ambulancia, recibir a la bicicleta-ambulancia, confirmar lo que temíamos, esperar a una ambulancia grandota, viajar en ambulancia (yo en versión Roberto Benigni), ver al médico, esperar, solucionar el problema (un par de horas mas tarde), caminar las tres por Chealsea a las 5 de la tarde sin saber que tomar para volver a casa, descubrir en una callecita el bondi que nos llevaba justo a la estación que necesitabamos, tomar el bondi, llegar a la estación de tren con el tiempo justo para alcanzarlo, hora de viaje de vuelta a Londres, caminata de vuelta a casa, atardecer hermoso, olor a flores, poner a Juanis agotada en el cochecito también y correr. Correr empujando las ultimas 5 cuadras para llegar a casa. Correr llena de logro, sabiendo que hoy también dí todo de mi sabiendo que estaba en manos de él.

Gracias, gracias, mil veces gracias.

(Cata está bien, se dislocó el bracito)

Anuncios

27 Responses to “Creer o reventar.”


  1. 1 amor y libertad julio 20, 2008 en 9:14 am

    te juro que he sufrido, soy padre, y esto llega, lo que llamas “problemón” trastorna todo aunque sea un tiempo corto

    mucho ánimo, no sé si estás sola con ellos, y eso es duro

    un abrazo

  2. 2 Carolina julio 20, 2008 en 11:15 am

    Que lindo lo que escribís…y esa sensación que contas de sentir “sabiendo que estoy en manos de El”. Me encanto tu post de hoy..y lindísima la foto que publicaste…un lugar paradisiaco parece. Beso desde la Argentina, nos estamos leyendo!
    Pd: Ojalá se mejore tu niña.

  3. 3 Ana no duerme julio 20, 2008 en 12:17 pm

    piel de gallina.
    mimitos a Cata.

  4. 4 Rosario Diaz araujo julio 20, 2008 en 1:09 pm

    Ro, me encanto el post. Lastima lo de Cata, cuando yo era chica mi pedriatra decia: cualquier enfermedad se cura con un terrabusi negro. A buscar el equivalente!!!
    Ro, estabas desaparecida…
    Amiga, te mando un beso enorme y feliz dia!!

  5. 5 Andre julio 20, 2008 en 1:18 pm

    Que lástima lo de Cata! espero que se mejore prontito… El post super lindo y la foto también…

    Que pases un hermoso día del amigo!

    Andrea

  6. 6 morkelik julio 20, 2008 en 1:49 pm

    Ro volviste! te extrañe!
    menos mal que Cata esta bien. cuanta energia se lee en este post. la foto es muy pero muy muy linda y expresa el espiritu del texto.
    que tengas un lindo dia del amigo. besote para las tres y uno especial para el bracito de Cata.

  7. 7 Irene julio 20, 2008 en 5:13 pm

    Menos mal que aclaraste al final lo que le había pasado a Cata. Que se cure pronto tu gordi!

  8. 8 LUCIANA MARTI julio 20, 2008 en 6:00 pm

    Sos tan grosa! y q copado tener una mamá RO, y saber con certeza q llegas a cualquier lado. Te admiro!

  9. 9 Tolenti julio 20, 2008 en 6:21 pm

    Tenés una energía casi sobrenatural. Y un impulso de felicidad privilegiado. Y todo viene de El. Y no me refiero a El en el sentido extrictamente religioso. El es el amor universal, El es la energía universal, El es la fuerza, El es la felicidad. A eso llamo Dios.
    Y vos tenés un Diosaso adentro que te acompaña y te da fuerzas para ir a todas partes, para resolver problemas y encima, para disfrutar mucho mucho y ser feliz. A costa de cualquier cosa.
    También pienso que esa fuerza se entrena. Y vos te hiciste fuerte desde que estabas en mi panza y yo no lo sabía. Y vivía a mil, sin cuidarte. Y vos te hacias fuerte dentro mío, luchando y queriendo cada vez más la vida.
    Yo también te admiro.

  10. 10 perica julio 20, 2008 en 8:59 pm

    ay me emocione con el relato y ahora con los comentarios….
    un beso enorme amiga. te quiero mucho.

  11. 11 Farolera julio 20, 2008 en 10:03 pm

    Me imagino toda la hinchada del Cielo coreando “Ro! Ro! Ro!”… 🙂 Nunca estás sola y momentos como este lo constatan. Espero que Cata se mejore rápido! Un beso.

  12. 12 Ana Celia julio 20, 2008 en 10:51 pm

    ¡HERMOSO POST ¡

    ¿Y Juanis , la dulce hermanita mayor , cumplió su papel de ayudar, contener, portarse bien, etc…etc… que siempre nos imponen como obligación a los hermanos mayores ?

    Pobre Juanis tan chiquita ella tambíen, corriendo con su mamá y desplomandose en el cochecito

    .-) besos familia

  13. 13 Conz julio 21, 2008 en 2:37 am

    iei
    se te extranhaba!!!!

    pobre cata, dosis de mimos extras!

  14. 14 laura julio 21, 2008 en 3:46 am

    uh, fuerte el texto, el relato.

    Muchos sentimientos. Sos fuerte, corajuda, valiente, y encima alegre, disfrutera.

    Ya te lo dije más de una vez: tus niñas tienen mucha suerte de tenerte como mamá.

    besos a ese bracito

  15. 15 Laura julio 21, 2008 en 6:18 am

    Uy, me emocionó el comentario de Tolenti. Es así, tenés algo especial y es esa fuerza alegre incontenible que te lleva a mirar las cosas como muchos de nosotros no somos capaces. Que se cure pronto Cata!!! Bss.

  16. 16 Killroy julio 21, 2008 en 11:57 am

    Sos una madraza Rosario y transmitis esa enorme energia que tenes y toda tu buena onda a quienes te leemos.

  17. 17 ana moriset julio 21, 2008 en 2:37 pm

    que tierno tu post y los comentarios también!
    que se mejore pronto cata. feliz dia para vos!
    besos!

  18. 18 Juanis julio 21, 2008 en 6:00 pm

    Pobre Cata! Besos para ella, que se mejore pronto!

  19. 19 yo julio 21, 2008 en 6:10 pm

    UYYYYYYY!!!!!

    El Barba debe haber engordado, orgulloso supervisándo la escena.

    Ro: esta es la respuesta a tu “soy lo que soy?…si, gracias a Dios, sos lo que sos…tus solcitos pueden dormir tranquilas…

    Besos a esa unidad de tres

  20. 20 Merengada julio 21, 2008 en 8:10 pm

    Que relato!!! y despues me decis que a mi me pasan todas!!! cuando nos juntemos escribimos un libro

    besote a Cata. ¿Cómo se lo dislocó?

  21. 21 Montse julio 22, 2008 en 4:00 am

    Besitos para Cata.

  22. 22 Veronica TM julio 22, 2008 en 4:16 am

    ay, ro, les mando millones de besos y abrazos! que fortaleza, que alegria que siempre insopiras! me lleno el alma este post. un abrazo redondo y dulce, como ella, a cata.

  23. 23 Loli julio 22, 2008 en 5:41 am

    Pobre cataplum!!! que suerte que tiene de que su mama seas vos y no yo, yo creo que me pongo a llorar con ella!!!!! ajajajj
    Felis dia Ro! te quierooooooo y sos lo mas!!

  24. 24 Compa julio 22, 2008 en 11:14 am

    Vamos todavía que esté todo bien!! Vamos todavía con los huevos de Patala!! Besos a teleCataplum.

  25. 25 Malen julio 22, 2008 en 12:40 pm

    Es muy dificil no repetir lo que ya dijeron, porque a mi se me puso la piel de gallina, de imaginarme esa angustia y después fue un alivio tan grande a medida que seguia leyendo. Es increible lo que logras transmitir y lo que sos, como dijo Tolenti.
    Un beso y feliz dia atrasado!

  26. 26 Rosario julio 22, 2008 en 1:47 pm

    Ay gracias a todos! No saben lo contenta que me puso leer todos sus mensajes. Fue un dia increible. Justo Icaio estaba de viaje asíque me toco vivir todo sola con las nenas. Y realmente sentí una ayuda extra, no creo poder tener tantas pilas sola, evidentemente alguien me estaba ayudando, me acordé un montón de la parábola de las pisadas, esa en la que Dios dice que justo cuando había solo un par de pisadas en la arena durante los momentos más difíciles era cuando el lo estaba cargando en sus brazos. No pude evitar pensarlo varias veces.

    Cata ahora está re bien, como si nada hubiera pasado, entre las dos haciendo un castillo de almohadones en el living.

    Juanis ayudó un montón también. Se portó bárbaro y cuando Cata lloraba le cantaba canciones que rápidamente le levantaban el ánimo.

    Gracias otra vez por todos los comentarios. Me emocionaron muchísimo!!

  27. 27 karla julio 25, 2008 en 2:37 pm

    Que bueno que Cata esta bien.

    besos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Segun Patala por mail

Para recibir cada entrada en tu cuenta de e-mail, dejá tus datos acá. Subscribe to Según Patala by Email

Flickr Photos

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

A %d blogueros les gusta esto: