Archivo para 27 octubre 2008

Volver

Y cómo hace uno para decir gracias como de verdad lo siente y no con una palabra tan desgastada? Cómo hace uno para compartir eso que late tan fuerte adentro sin caer en la cursilería?

Tal vez mi silencio y varias lágrimas…

Tal vez ese abrazo tan fuerte de despedida…

Tal vez ese otro que tengo guardado para cuando nos volvamos a ver.

Sí, tal vez.

Flashback

Haciendo click de una foto a otra, recordando contenta viejos tiempos en el secundario, me crucé con su cara otra vez. La misma cara de entonces, la que tenía allá por el 88, la última vez que la vi.

Sin embargo me resultó otra, mucho mas joven, la cara de una mujer de mi edad, lejos muy lejos de esa señora que había quedado en mi recuerdo.  Me causó gracia pensar que ella también, como el patio del colegio, se me revelaba tanto mas chica de lo que en su momentó creí.

Y entonces la entendí menos aún. Y pude odiarla como en su momento no lo hice. Porque cuando somos chicos, por mas malos que nos parezcan algunos adultos, creemos que son ellos probablemente los que tienen razón ( a pesar de discutirles que nada que ver),  pensamos que ellos saben, que quieren lo mejor para nosotros, que aman enseñarnos y que eso es lo que se proponen.

Ella no, ella disfrutaba de ser como era.  Una mierda de tipa.

Perspectivas

El otro día lloraba porque Juanita empezó el jardín. Como lloraba cuando terminé la primaria, cuando terminé la secundaria, cuando me recibí. La unica vez que no lloré en un cambio grande fue cuando dejé Buenos Aires, pero porque no sabía que no iba a volver (y creo que de haberlo sabido no hubiera movido un pie fuera de casa)

Un llanto feliz por lo que viene pero triste porque uno sabe que esa etapa que acaba de terminar fue una etapa feliz. Y acaba de terminar.  O al menos siempre lo sentí así.

Sin embargo creo que estaba equivocada. De alguna manera vuelven esas etapas felices vividas. No de la misma manera, claro, pero como esa sensación de estar ahí que nos trae un perfume viejo, los antiguos sentimientos de las épocas pasadas se pueden volver a sentir casi intactos a través de las experiencias de nuestros hijos. Casi como una segunda oportunidad que nos da la vida, pero desde otra perspectiva.

Como seguir jugando a la casita pero en vez de ser la hija dale que ahora yo era la mamá.  Y vuelta a ser feliz y disfrutar de cada etapa.

Boy George vino a Dorking

Y yo me bailé todo!

Recién llegué a casa, fui a verlo en primera fila al recital con el que abrió su gira en uk, justo acá a 10 cuadras.  Genial. Por un rato fue 1982, 86…  Lo noté mas gordito que aquel día en que lo saludé en Los años locos en Buenos Aires (es divino, siempre se acerca a dónde estoy yo) , pero canta igual. Como yo, que tambien estoy mas gordita y bailé igual que cuando tenía 16!

Que buena noche!


Segun Patala por mail

Para recibir cada entrada en tu cuenta de e-mail, dejá tus datos acá. Subscribe to Según Patala by Email

Flickr Photos

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket