Flashback

Haciendo click de una foto a otra, recordando contenta viejos tiempos en el secundario, me crucé con su cara otra vez. La misma cara de entonces, la que tenía allá por el 88, la última vez que la vi.

Sin embargo me resultó otra, mucho mas joven, la cara de una mujer de mi edad, lejos muy lejos de esa señora que había quedado en mi recuerdo.  Me causó gracia pensar que ella también, como el patio del colegio, se me revelaba tanto mas chica de lo que en su momentó creí.

Y entonces la entendí menos aún. Y pude odiarla como en su momento no lo hice. Porque cuando somos chicos, por mas malos que nos parezcan algunos adultos, creemos que son ellos probablemente los que tienen razón ( a pesar de discutirles que nada que ver),  pensamos que ellos saben, que quieren lo mejor para nosotros, que aman enseñarnos y que eso es lo que se proponen.

Ella no, ella disfrutaba de ser como era.  Una mierda de tipa.

Anuncios

34 Responses to “Flashback”


  1. 1 Merengada octubre 20, 2008 en 12:24 pm

    Matemática o Geografía?

  2. 2 Compa octubre 20, 2008 en 12:33 pm

    Jajajajajaja… me pareció buenísimo, porque como casi todos tus post, me iba imaginando un final feliz, con pajaritos, con el bello recuerdo de una maestrita ciruela… jajajajaja… qué buen rencor le metiste!!

  3. 3 laura octubre 20, 2008 en 12:48 pm

    Patala unusual. me gustó tu crudeza y tu realismo.

    ¿secundario? x q si fue en la primaria y tiene blog vamos y la patoteamos x mala, malísima.

  4. 4 Ana octubre 20, 2008 en 12:51 pm

    Ro!!!
    me encantó este post re atípico.
    Ahora quiero más!!!!!!!

    soy bruja cuando quiero, oh yeah!

  5. 5 Alicia octubre 20, 2008 en 1:52 pm

    Uh! La de inglés?

    Yo también recuerdo a ciertas profesoras y /o maestras con odio, simplemente porque tengo MUY buena memoria y me acuerdo muy bien de cosas que decían y hacían y yo, que soy profesora, no puedo creer que se hayan comportado de esa forma tan perversa con los alumnos! A mí me daría vergüenza de comportarme de esa forma.

    Comprendo tu odio, lo comparto al rememorar ciertas pérfidas. (Wow, memoria emocional, all right!)

  6. 6 alberto colombo octubre 20, 2008 en 2:22 pm

    Como dicen aca en España ” Ahi le has dao ! “….. siempre estan los hijos de puta ( es la manera de describirlo no una mala palabra ) que disfrutan con serlo…. lo gozan segundo a segundo.

    Uno es como es y no lo disfruta , se banca como es a lo sumo.

    De todas maneras lo que les reconozco a los hijos de puta es que ninguno es tonto…. ninguno es boludo…. es evidente que la maldad para ser desarrollada requiere de la inteligencia.

    Un beso

    PD: Otro post esclarecedor

  7. 7 Tolenti octubre 20, 2008 en 6:50 pm

    tal vez simplemente estuvo equivocada. Tal vez la vida la cambio y ya no es tan implacable. Tal vez ella también sufrió los golpes que la vida nos da por más que seamos aplicados. Creo que simplemente no podes entenderla, pero no creo que la odies, sos demasiado buena para eso. Y entre nosotras, sabes que yo nunca le habia visto la cara? me la imaginaba totalmente diferente! Hasta para mi en esa epoca era una persona mucho mayor que yo.

  8. 8 Ana octubre 20, 2008 en 7:04 pm

    uy…ahora me intriga el detrás de escena que saben Tolenti y Ro…
    esas anécdotas que seguro te hicieron sentir mal a vos, no?…
    no te gustaría compartir alguna así la detestamos todos juntos???
    Bueno, digo…en nombre de todos los profesores malísimos en caracter o educación que hayamos tenido…

  9. 9 Rosario octubre 20, 2008 en 8:12 pm

    JAJAJA, era de historia. Mas bronca todavía, porque la materia era una de mis preferidas.

    Ay, compa, que gracioso tener fama de pajaritos de colores! Ahora, lo loco es que no sentia renconr. Siempre me habia creido que ella habia sido una profesora estricta y yo una rebelde. Justo el otro día viendo la foto caí en que esta vez yo había tenido razón, la tipa era una flor de guacha.

    JAJAAAA Lau!!!! Es cierto, en primaria una actitud como la suya hubiera sido horrorosa… aunque en ese colegio en primaria no la pasaban muy bien. Me acuerdo una directora gritándole a uno de primer grado porque tenía el pelo muy largo. Imaginate! Como si un nene de esa edad pudiera ir a la peluquería sólo o resolviera él mismo cortarse el pelo !!!! Y lo mal que se debía sentir al lado de sus compañeros mientras le gritaban así!

    Ana… me reservo el derecho de putear para los que realmente se lo merecen.. ja ja..

    Alicia, sabés que en eso pensaba cuando la veía (la foto), en que tenía ahí mi edad ahora, y traté de imaginarme como profesora y me sentí un horror de persona diciendo lo que ella decía… fue entonces que la odié. Es mas, no puedo creer que nadie la haya denunciado, que tal vez siga enseñando, esa mujer de pedagogía no sabía nada!

    Es cierto Alberto, era muy inteligente. O al menos así me parecía desde mi perspectiva de estudiante… hay que ver ahora si charlara un minuto con ella… tal vez me pasaria como con su cara y el tamaño del patio…

    Tal vez es todo lo que decís y sin embargo no hay razones que disculpen su actitud con sus alumnos (no todos, quiero creer). Y es cierto, no creo odiarla. La odie ( o mas bien me dio mucha bronca de repente) cuando vi su foto otra vez. Y entendí (aunque seguro no a ella) que se habia comportado como una muy mala persona, una pesima profesora (sacando lo académico) y que no merece haber enseñado nada a nadie. Distinto a lo que siento con respecto a Pegolo, ponele, que aunque fuera re estricta siempre la admiré y la recuerdo muy bien. En serio nunca le habias visto la cara? Muy loco…

    Jjajaa, Ana!!!!! Lo gracioso es que en su momento esas cosas no me hicieron sentir tan mal. Creo que hasta orgullosa, como tantos adolescentes que se creen mil por ser los “quilomberos”. El tema es que ahora me doy cuenta de las cosas que me decia y veo a una tipa mala.

  10. 10 chilisoup octubre 20, 2008 en 8:21 pm

    Qué bueno que ahora puedas expresarlo!!!

  11. 11 Rosario octubre 20, 2008 en 8:37 pm

    ojo, eh, que seguro debo haberle expresado mas de la cuenta entonces también… sólo que ahora me doy cuenta de que realmente se lo merecía y entonces tal vez lo hacía a puro instinto.

  12. 12 Jackie octubre 20, 2008 en 9:10 pm

    Me ha pasado. Qué liberador es el sentimiento, no? 🙂

  13. 13 silvia octubre 20, 2008 en 10:55 pm

    Me agarrás justo releyendo Order of the Phoenix, y estoy detestando tanto tanto a Umbridge, la injusticia, el abuso de poder, lo retorcida que es. A esa clase de gente no le tendrían que permitir estar cerca de chicos o adolescentes, en situaciones de poder y autoridad, pueden hacer mucho daño.

  14. 14 Rosario octubre 20, 2008 en 11:05 pm

    Exactamente!!!!! Umbridge total !!!!!! A mi me pasó lo mismo cuando leí the order of the Phoenix!!!! Muy buen ejemplo Silvia!!!

  15. 15 Ana Celia octubre 21, 2008 en 12:08 am

    En mi colegio había un maestro que nos decía ” ¡¡ mientras Uds vivan se van a acordar de mi ¡¡¡, pero solo teníamos 9 años y
    estabamos aterrorizados.

    Si claro te recordamos, de lo que no nos acordamos es de los conocimientos que vos nos tenías que transmitir ¡ forroooo ¡
    ( ¿ Se pueden decir malas palabras aqui¿¡? )

  16. 16 LUCHIANA octubre 21, 2008 en 4:58 am

    uh che…yo no estoy nada de acuerdo…. a mí me pasa como con la mayoría de la gente…me olvidé de lo malo. Pero ni las más malas las padecí tan malas en su momento…. Creo q a Gomez le entendía la maldad, esa maldad q no es tan verdadera q esconde una buena intención…
    Sí siempre pensé que ser maestro , y creerse la institución de un colegio es medio “raviol” y siempre ví a todos los del colegio de esa manera….sobretodo al salir al mundo real, pero dentro de ese mundillo, no la recuerdo para nada mal…quizás en mi recuerdo perdoné a todos.

  17. 17 LUCHIANA octubre 21, 2008 en 4:59 am

    Y ahora q la miro, creo q la quiero…

  18. 18 morkelik octubre 21, 2008 en 3:14 pm

    no me la imaginaba de historia!!! que buena la analogia con el patio del colegio patala, un beso.

  19. 19 Ludepi octubre 21, 2008 en 9:40 pm

    La verdad, yo tampoco la recuerdo con odio, creo que soy mas del grupo de Lu, quizas fue distinta con nosotras. Tampoco creo haber aprendido mucho con ella, haciendo esos cuadros interminables y cansadores… pero la verdad que no se de quien puedo decir que aprendi, quizas de Pegolo sì. Pero que se yo, evidentemente no conozco los detalles que te hacen odiarla, o tenerle bronca, para ser exacta.

  20. 20 silvia octubre 22, 2008 en 1:21 pm

    Ro si no te molesta, me mandás un mail a grossoedipo@gmail.com, para que pueda reenviarte algo? Gracias.

  21. 21 pitinto octubre 22, 2008 en 3:00 pm

    AAAAAH ! Y acaso nunca discustiste conmigo – y no hace mucho – hasta llegar a odiarme….jaaaaaaa! Jattedejoder!

  22. 22 El inconsistente octubre 22, 2008 en 9:05 pm

    Profesora, maestra… de qué materia?

    Qué hacía? A qué se deben tan duros comentarios hacia su persona?

  23. 23 Malen octubre 24, 2008 en 9:13 am

    Qué bueno saber que no estabas equivacada, no? Y si, ese es el tema con el poder, salen feas cosas. Y lo peor es que no podés defenderte de igual a igual. Un besote grande

  24. 24 Rosario Diaz araujo octubre 25, 2008 en 1:26 pm

    PAtalin, maestra total!
    Por las dudas no quiero que tengas ninguna foto mia.
    Un beso enorme Ro!

  25. 25 El inconsistente octubre 25, 2008 en 6:09 pm

    Que lindo escuchar tu voz ayer!!! Besos y buen viaje

  26. 26 Carito octubre 26, 2008 en 3:19 am

    Uyyy!!! Yo que justo me acabo de anotar en el profesorado de Lengua y Literatura…espero nunca dejarle esa impresión a un alumno…
    Besos,
    Nice blog!

  27. 27 Emi noviembre 20, 2008 en 3:21 am

    No sé cuál habrá sido tu experiencia personal con ella pero yo te puedo decir que la Gomez fue una de las pocas profesoras que tuve en todo mi paso por el Andersen, que realmente me enseñó algo. Si hubiera más profesores y profesoras como ella la educación no sería tan desastroza como lo es hoy en día. Y más allá de lo buena profesora que era a mi siempre me pareció un buena mina, exigente… sí, pero buena mina.

  28. 28 Emilia diciembre 7, 2008 en 12:30 am

    Estoy muy de acuerdo con mi tocaya/o de arriba! Tuve a Gomez en segundo y quinto año y, aunque al principio le tuve pánico, como bien dijeron algunos antes, me quedé con lo bueno, y ya casi no me acuerdo de lo negativo. Es muy divertido recordar el día en que se paró por primera vez frente a mi curso… creo que no se escuchaba ni un suspiro en el aula y no veíamos la hora de que tocara el timbre. Me acuerdo de su discurso de presentación como si hubiese sido ayer, aunque ya pasaron como seis años. Ese fue mi primer encuentro con ella, pero el que recuerdo con mucho cariño fue uno de los últimos. El día después de mi fiesta de egresados me sacó del aula un ratito para charlar, y me dijo que me notaba triste. Y aunque al principio intenté desmentirlo, un poco de razón tenía. Me le largué a llorar como una hace frente a una amiga y le conté todo lo que me había estado pasando. Me sorprendió la manera en que leyó mi mente. Ese día confirmé que detrás de la exigencia, la imagen de mujer implacable (como alguien dijo más arriba) y los conocimientos que parecían infinitos, había un ser humano increíble… con sus cosas, obviamente (pero bueno, todos tenemos nuestras cosas!)
    Como profesora, valoro que nos haya exprimido al máximo y que nos haya hecho dar todo de nosotros y dejar todo en cada clase. Si bien en su momento seguramente la quise matar jaja, hoy en día me doy cuenta de que todo sirvió. Cuando tuve que hacer la famosa monografía en 5to año, recuerdo que elegí tres posibilidades de temas, pero ella me dio otro que no estaba en la lista porque, según ella, yo iba a poder defenderlo con uñas y dientes. Era un tema que jamás en mi vida había visto, y tuve que leer libros enteros para entender de qué se trataba… pero ella confió en que yo podía hacerlo.
    La realidad es que me quedé con un recuerdo muy lindo de Gómez, y espero volver a cruzármela algún día.

  29. 29 Rosario diciembre 7, 2008 en 3:16 pm

    También me acuerdo del primer día que la tuve en clase. Nos dijo su nombre, la materia que enseñaba, y a continuación preguntó “Quién es Martí?”. Martí, claro, era yo. Levanté la mano. Me dijo que tuviera cuidado con ella.
    Yo no había escuchado hablar de ella hasta entonces (se ve que los alumnos perdíamos menos tiempo en hablar de profesores que ellos de nosotros) y ni en ese momento ni después le tuve miedo. Nunca dudé de sus conocimientos y hasta me parecían interesantes sus clases.
    Sus métodos, por el contrario, patéticos. Ese estilo que tenían varios en el Andersen de dar miedo, totalmente innecesario. No entiendo por que “exprimir al máximo” fue siempre de la mano con abusar de la autoridad.
    Una vez Gomez había llevado diapositivas, o algo por el estilo, un video? No me acuerdo. Se ve que no hicimos a tiempo para terminar de verlo antes del recreo y sugirió quedarnos hasta el final. Y preguntó quién prefería ir al recreo. Yo levanté la mano. Nadie mas. Se ve que fuí la única que creyó que Gomez había preguntado sinceramente. Todos los demás se quedaron quietos y en silencio. Me dijo que lamentablemente era una democracia y que tendría que quedarme con todos a ver el video. Democracia? Un conjunto de 20 o 30 adolescentes con ganas de ir al recreo paralizados por temor a una profesora? Una tirana en la hora de historia abusando de su poder?
    No se a que llama “educación desastroza” tu tocaya Emi de arriba, pero yo estoy convencida de que lo que hace falta no son conocimientos, sino conducta, y conducta no tiene nada que ver con disciplina.
    Eso que nos enseñaron en el Andersen: a callarse la boca, no animarnos a decir nuestra opinión, a tenerle miedo a la autoridad, a sentirse hasta orgullosos del abuso recibido convencidos de que fue por nuestro propio bien. Eso que yo por suerte no aprendí. Eso mismo es para mí una educación desastroza.
    En general, claro. Porque Pegolo si era excelente, ella si era exigente en el buen sentido. De ella aprendí muchísimo. Y a ella sí me encantaría cruzármela para tomar un café.
    Igual, lo que me asombra de todo es que yo nunca le tuve pánico, y jamás la odié en su momento, me creía que eso era ser profesor.
    Solo ahora que vi esta foto el otro día recordé todo y se me ocurrió llamar a las cosas por su nombre. En su momento no pensaba mal de nadie y me reía de los que decían que los profesores los tenían de punto!

  30. 30 yo diciembre 7, 2008 en 6:00 pm

    Miiiiiirá…!!!!…CLAP, CLAP, CLAP!!!!!!

  31. 31 5to 2008 diciembre 20, 2008 en 2:09 pm

    mira yo m acabo d egresar del andersen y la verdad no la tuve a gomez xq ya no trabaja mas pero si la tuve en 2do y la verdad fuee muuy exigente pero lo q aprendi todavia hoy me lo acuerdo, y con respecto a pegolo la verdad es una mina q no la entiendo ya m da bronca xq estudio estudio se todo y la mina no lo puede aceptar eso es x eso q hoy en dia la tngo previa literatura de 4to y a marzo literatura de 5to.
    No se si saben q se necesita d una profesora q fue compañera d ella para q nos ayude cn la materia xq nosotros solos no podemos creo q casi el 80% de 5to año le tuve q pagar a la misma profesora particular para q los ayude con la materia q la verdad es inentendible y no es necesaria salvo para los q qieren seguir letras
    saludooos
    un egresado del andersen 2008

  32. 32 Laura diciembre 24, 2008 en 5:51 am

    Bueno, yo soy la que puse saqué esa foto, la que la subí y la que al igualq ue muchos de ustedes sufrieron en la clase de Historia y en la de Cívica! Recuerdo los libros que traían el cuadro sinóptico atrás y que era lo que en esa épocas e utilizaba para tolerar a tanta info impuesta.
    Profes que consideraba buenas… Mirta Guarino, Ana María López. De Pégolo buenos recuerdos.
    Bueno, creo que todos los que nos dedicamos a la pedagogía, andragogía y afines, en algún momento tenemos una Gómez que nos sale de adentro y aunque no lo veamos, para alguno de nuestros alumnos, les aseguro que en algún momento lo somos, no importa lo que hagamos, nuestra perspectiva es distinta a la de ellos, como Gómez lo era de nosotros.
    Tengo 22 años de docente, mis primeras clases fueron suplencias en el Andersen, y aunque me tiren con algo, yo amé el cole! y aprendí mucho de la dedicación y los detalles que tenían. Tuve la ventaja de ser de la promo del ´88, la ùltima de una sola división, y ayudo ser pocos!

  33. 33 Rosario diciembre 25, 2008 en 9:53 am

    Ah, si, 5to 2008, eso es desde siempre… como se llama la profe particular de literatura. Patricia? Tiene un hermano? Si no es esa es otra. Todo el mundo con la misma profe particular para pasar mil materias… Che, no estaran arreglados? Es muy sospechoso!

    Laura: yo tambien ame el cole. A pesar del cole. Tengo buenos recuerdos de Alicia M. Aunque se que en muchas cosas se equivocaba. Tengo excelentes recuerdos de amigos. Es impresionante la union que habia entre gente de distintos cursos y edades. Habia una profe de Literatura: Lorenzo, creo que se llamaba, divina. Las de biologia eran geniales (estan ahi en la foto, no?) Con Guarino aprendi un monton (me acuerdo que Guarino un dia fue sin maquillaje y yo me preocupe, pense que habia estado llorando o algo) .

  34. 34 cluciani febrero 11, 2009 en 6:08 pm

    Graciela Gómez de Aso?

    😛

    Me quedaron lindos recuerdos de ella (a pesar de que la re sufrí), al igual que de Pégolo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Segun Patala por mail

Para recibir cada entrada en tu cuenta de e-mail, dejá tus datos acá. Subscribe to Según Patala by Email

Flickr Photos

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

A %d blogueros les gusta esto: