Archive for the 'london' Category

London Underground

Lo que mas extraño de ir a trabajar es mirarle la cara a la gente en el subte. Sobre todo en Londres porque casi nadie habla en las horas pico (no cuento los viernes y sábados a la noche porque ahí son todos amigos aunque no se conozcan y se juntan los vómitos los unos a los otros cuando no patinan sobre ellos)

Hay gente con cara seria que parece enojada, así con los músculos relajados les queda el seño tranquilamente fruncido. Otros dan mas miedo todavía: tienen cara de nada: lo mismo están por reirse o pegarte. Algunos, mis preferidos, piensan en gesto alto y si tenés la suerte de no cruzar mirada hasta podés adivinar en qué están pensando.

Hoy creo que capté a todos. Pero una me pezcó a mí. Me gustaría saber en que grupo me estará clasificando mientras escribe este post en su blog.

Anuncios

East London

No voy muy seguido al este de Londres. Pero me encanta. No es precisamente la parte mas “bonita”, la imagen turística de la ciudad, no está todo impecable. Pero me encanta. Tiene misterio, arte callejero, desprolijidades atractivas, te obliga a prestar atención.

Detalles que no se si son mucha casualidad o de verdad se trata de una desprolijidad bien pensada. Como encontrar un tacho de basura de color rosa, muy coqueto, fuera de un negocio de ropa.

O la gente, solo mirar a la gente tomando algo en la vereda de un pub, es suficiente para encontrar todo lo que en el resto de la ciudad no hay. Tal vez por eso es la zona preferida de los artistas y los estudiantes.

Aunque la verdad, verdad, lo que mas me entusiasma es jugar al veo veo buscando obras de Banksy. La última vez que fui encontré esta de acá abajo. Será? La que está en la pared, entre las cabinas de teléfono y el coso gris. En fin, si no es, me encantó igual!

La biblia junto al consolador

Cuando vivía en Camden veía este edificio, desde lejos, por la ventana. El “dildo”, lo llaman. También se lo ve desde muchos otros puntos, Londres no es una ciudad alta, los cables no cuelgan de edificio en edificio, casi nada tapa la vista de los mas altos desde cualquier punto.

Entonces la city se ve como un escalón más alto, una meseta un paso más arriba de las miles de casitas victorianas, gregorianas que cubren todo lo demás. Londres es grande sobre todo a lo ancho. Y la city llama la atención.

Lo que a mí me gusta es pasear por ahí los Domingos, como hacía a veces en Buenos Aires tranquilita por Reconquista cuando estaba desierta. La city vacía, silenciosa, la parte alta de los edificios viejos toda para mi, para descubrir. El reflejo de lo antiguo en los vidrios espejados de las ventanas de los rascacielos, la biblia junto al calefón. En eso pensé cuando descubrí ayer, parada a unos metros del viejo amigo Dildo (en castellano: consolador/vibrador) que estaba construido al lado de una iglesia.

En eso y en cuánto me gusta redescubrir lo que creo que ya sé.

Terremoto en Inglaterra

Estábamos durmiendo a la hora del terremoto. Esta mañana fue la última noticia del noticiero, que siempre muestran las cosas en orden de importancia. Digo, por si se preocuparon.  Que gracioso cómo llegan siempre las noticias. Calculo que terremoto en Londres suena a buen titular, para los periodistas extranjeros. No le paso nada a nadie, por si alguien llega para ver qué tal el familiar de paseo por acá.  Ah, y al que llegó el otro día buscando “la mas linda”, me pusiste contenta, che!

Porteñadas made in UK

Hace un tiempo se nos acercó un tipo mientras estacionábamos la camioneta en el centro de Londres. Tenía un anillo de oro bastante gordito en la mano, no puesto, lo sujetaba entre los dedos y estiraba la mano para mostrárnoslo. “Es de ustedes?” Y miraba para ambos lados, como indicando que lo acababa de encontrar al lado nuestro.   “No, nuestro no”.

Tampoco había otra persona cerca en ese momento. Se le habría caído a alguien, antes de que llegáramos. “Están seguros? Estaba ahí al lado” le mostramos las manos, nuestras alianzas puestas (mas flaquitas)  “Debe valer bastante!” explicó,  es de oro y muy grande” Estuvimos de acuerdo. Pero qué hacer? “Hagamos una cosa, quédenselo ustedes, después de todo estaba al lado de su camioneta, lo pueden vender, a mi denme 10 libras, que necesito cambio ahora y cuando la venden la recuperan y se quedan con la diferencia”. Chanta. Chau. Nací en Buenos Aires, sabés?

La semana pasada, cerca de casa, un otro señor se encontró un anillo en la vereda, al lado nuestro. Le dijimos que no era nuestro y seguimos camino. Nos quedamos imaginándonos la cara que habría puesto de haberle contestado que se lo quedara él, que lo vendiera tranquilo y que nos diera 10 libras por la gauchada.  La próxima agarro y digo eso… habrá próxima?


Segun Patala por mail

Para recibir cada entrada en tu cuenta de e-mail, dejá tus datos acá. Subscribe to Según Patala by Email

Flickr Photos

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket