Noticias en la cama

Image

Sábado fiaca, desayuno en la cama.

Resulta que en la época victoriana se resolvió dejar de tener primates como mascotas después de un caso en el que un mono -que asistía con su dueño cada vez que podían (costumbres del momento) a un ahorcamiento- se quitó la vida ahorcándose en el granero.

El Archbishop de Canterbury se manisfestó en contra del matrimonio Gay, a una semana de que la ley aceptara matrimonios del mismo sexo en Inglaterra, en el contexto de cientos de víctimas cristianas asesinadas en Africa por un grupo de locales que aseguran que si admiten cristianos se volverán todos gay.

En Buenos Aires la gente está indignada porque un Juez le otorgó una pensión de ocho mil pesos mensuales a un ladrón linchado por ciudadanos cansados de tanta impunidad. (fijate los comentarios, indignados no es precisamente la palabra)

Variaditas las noticias de hoy. Parecieran no tener nada en común y sin embargo siento estar leyendo la misma noticia. Se me ocurre un título: No aprendemos mas. Otro: Conclusiones invertidas.

Y si en vez de concluir que los monos no pueden convivir con los seres humanos se hubieran dado cuenta de que lo que no se puede hacer es ahorcar mas a nadie?

Y si en vez de concluir que la culpa de los asesinatos a cristianos la tienen los matriomonios gay en lugar de los homofóbicos en Africa?

Y si en vez de indignarse con el juez los argentinos nos horrorizarmos al ver ciudadanos inocentes convertirse en criminales?

 

Complete kisses

No hablo  mucho del tema porque la muerte es irreversible, y nada me saca mas de quicio que escuchar que hay algo que no puedo hacer.  Puedo hasta comprarle a Papi el regalo de navidad perfecto, si quiero.  Dárselo es otro tema. Del que no quiero hablar.

COMPLETE KISSES

Todos los caminos conducen a lo mismo

Sabías que en orden de importancia primero viene el Duque, despues el marques, delspues el conde (o earl, en ingles), visconde y por último el Barón?

Ahora decir que hice algo “como un duque” me copa mas todavía. Aunque el que siempre dice eso es papi, no yo. Ya no se quién es quién, me confunde un poco esto de parecerme cada vez mas a él. Oirlo siempre en mis palabras. Fuchi, papi, sali de mi cabeza. Como un duque, eso si.

Permanente

Hay mil cosas peores. Debería concentrarme en eso tal vez.
Sin embargo no es como si uno pudiera elegir con qué
enroscarse. Mi vida sería otra si tuviera entero dominio de
mis pensamientos. La tuya también, no te hagas el Gardel. Perdonar,
olvidar, agarrar y sentirse contento, creer, confiar, amar, poner
la mente en blanco, calmarse. No son determinaciones sino estados.
Se está o no se está. Y nada tiene que ver con las ganas que se
tengan de nada. Si tan sólo pudiera concentrarme en entender
esto. En relajarme y aceptar que sencillamente no hay nada
que pueda hacer para evitar el enrosque, tal vez al menos lograría
que fuera más corto. Y quien te dice, disfrutarlo.

En otro orden de cosas, lo feliz que me hace la bolsa caliente de agua en los pies. Incomparable.

Frio

La nieve ya se esta derritiendo, es como si se acabaran las vacaciones. Mañana otra vez colegio, laburo, a hacer lo que diga el calendario. Pero hoy, ahorita mismo, me meto en la cama con tres frazadas, cuatro almohadas, un cafe y cero niñas a leer mi libro. Y no salgo de acá hasta terminarlo.

Fumar tiene sus ventajas

Deje de fumar. Hoy hacen 4 meses ya. Bye bye pucho. Y muy orgullosa estoy, porque sobrevivi una disputa bastante grave con los vecinos sin retomar los cigarrillos, y una copa mundial sin tentarme con uno, y un mes entero en Argentina donde podria haberlos comprado baratisimos, donde cualquiera que va a fumar uno te convida y donde no faltan fumadores que te recuerden que este es un momento ideal para disfrutar un faso.

Y no, ni uno fume. Tome bastante coca-cola, muchos mas mates de lo habitual. Pero ni un cigarrillo.

Hoy sin embargo deberia haberme fumado uno grandote: lo suficientemente ancho y largo como para taparme la boca entera, quemarme la bronca y transformar mi impotencia en humo en lugar de gritarle  en un segundo a mi amiga todo lo que deberia haberle dicho en cuotas  hace tiempo.

Anécdota prestada

Siempre pienso que me habría encantado tener este blog cuando recien llegué a Londres, hace casi 10 años ya.  Porque ahora descuento como obvias cosas que me hubieran sorprendido cuando llegué. Seguro sería muy gracioso leer mis pataleadas de entonces.

Me costó un poco acostumbrarme a los modales británicos, a las colas,  la correcta polítcia.  El sentido del humor brit me encantó desde el principio.  Aunque todavía tengo momentos en los que no termino de distinguir cuándo hablan en serio y cuando me están tomando el pelo.

El otro día nos juntamos varias madres del grado de Juanita a tomar café. Mesa enorme. Nueve de la mañana (fundamental la hora: un británico a las nueve de la mañana no se tomó todavía la media docena de pintas que ya digirió a las 9 de la noche.  La formalidad matinal casi victoriana dista muchísimo de la sincera expresividad nocturna) .  Una de las madres le contó  una historia a otra que tenía sentada al lado.  Le pareció tan graciosa que me gritó desde su lugar que por favor escuchara lo que le acababan de contar.  Instigando así a la pobre mujer a contar el asunto no sólo a mí sino a todas las otras madres que viendo que el tema prometía, dejaron de hablar entre sí inmediatamente y se dispusieron a prestar atención.

Parece ser que una amiga suya tiene un hijo con síndrome de down.  Un chico de unos 20 años y pico, al que le encantan  las historias de duendes. Entre las responsabilidades del hijo está ir al supermercado todos los días a hacer los mandados.  Hace poco  lo llamó su madre desde el trabajo para preguntarle que tal le había ido. El hijo repasó la lista en voz alta y confirmó pan, leche, huevos, manteca… “ah! y encontré un duende de verdad!” Su madre no entendió bien a qué se refería pero segura de poder charlarlo cuando volviera a casa, lo despidió y siguió con lo suyo.

Al llegar a casa se dió cuenta de que su hijo tenía la cara arañada y medio sucia, como si hubiera estado en una pelea.  Asustada le preguntó qué le había pasado y el, contento, le explicó “fue el duende!”. Cómo duende? Qué duende? “Está acá, lo traje a casa”  y la llevó al garage dónde lo había guardado.   Ni bien abrió la puerta su madre vió la cara

horrorizada del enano que su hijo habia secuestrado mientras hacía las compras en el super.

No lo podía creer. Una anécdota tan políticamente incorrecta, contada así a las nueve de la mañana, y todas riéndose.  Seguro no me hubiera llamado la atención cuando llegué.   (Por supuesto preguntamos qué pasó después. El enano presentó cargos).


Segun Patala por mail

Para recibir cada entrada en tu cuenta de e-mail, dejá tus datos acá. Subscribe to Según Patala by Email

Flickr Photos

haircut

proud

Más fotos
Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket